Una nueva servidumbre. Ensayo sobre la mundialización.

Universidad de Granada | Editorial Universitaria - UGR | Administración electrónica

Buscar

Una nueva servidumbre. Ensayo sobre la mundialización.

Descargar versión en PDF

Rafael Peinando Santaella, director del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas recomienda:

"Una nueva servidumbre. Ensayo sobre la mundialización", de Guy Boix

una-nueva-servidumbre Recomendar un libro del riquísimo catálogo de la EUG (ya he perdido la cuenta de sus títulos) viene a ser algo así como buscar una aguja en un pajar. Y como todas las dificultades de este tipo, esta que me pide mi querida y admirada Maribel Cabrera entraña también el riesgo de la desconsideración hacia los no elegidos, y ser injusto por tanto con nombres de primerísimo orden en el ámbito de las humanidades y las ciencias sociales, que son (para qué nos vamos a engañar) las parcelas más pobladas de la edición universitaria.

Tres razones me han inclinado por Una nueva servidumbre. Ensayo sobre la mundialización. Primera: su autor, Guy Bois, es un gran medievalista que, trascendiendo el orden académico, ejerce como historiador a secas para sus lectores (y no en vano el libro forma parte de la «Biblioteca de bolsillo / Divulgativa»). Segunda: el tema, de rabiosa actualidad, está tratado de manera consciente con un utillaje conceptual imprescindible que convierte al libro en un ejemplo acabado de cómo debe escribirse la historia, es decir, sin renunciar nunca a la teoría. Tercera: el libro no se limita a analizar sino que invita también al compromiso social para cambiar el orden las cosas.

Quienes lo lean —sin mucho esfuerzo, porque solo tiene 175 páginas— encontrarán en él, a pesar de estar escrito a comienzos de este siglo, un diagnóstico lúcido y bien argumentado de la crisis actual. Sus efectos son como ella misma sistémicos: empobrece a los más y enriquece a los menos, provoca el retroceso democrático, abona el oscurantismo y ahoga el espíritu crítico hasta, por ejemplo, llevar a la Universidad a la peor degradación de su historia y a ser regida por la ley de la mediocridad creciente. Ante todo ello, concluye el historiador francés, no cabe la resignación, porque eso significa aceptar la servidumbre. Hay que saber decir no, levantando la cabeza mediante una movilización política y ética, para desenmascarar las mentiras y falsedades que también acompañan a la mundialización y forman parte de la sociedad posmoderna cuyo arranque se sitúa en los años ochenta del siglo pasado.

Leer este libro, en suma, es dar un paso al frente para tomar conciencia crítica del presente. Y lo mismo esa conciencia es tan fuerte que sirve también para cuestionarnos la pasividad con que lo sufrimos.