Los relieves de la guerra de Granada en la sillería del coro de la catedral de Toledo, libro del mes de agosto

Universidad de Granada | Editorial Universitaria - UGR | Administración electrónica

Buscar

Los relieves de la guerra de Granada en la sillería del coro de la catedral de Toledo, libro del mes de agosto

01/08/2017

La obra se ha puesto a la venta a 9 euros, precio este que, como el resto de los volúmenes designados cada mes, se mantendrá definitivamente.

“Los relieves de la guerra de Granada en el coro de Toledo”, de Juan de Mata Carriazo y Arroquia (historiador y arqueólogo jiennense, fallecido en 1989), ha sido designado como libro del mes de agosto de 2017 por la Editorial Universidad de Granada (EUG). La obra se ha puesto a la venta a 9 euros, precio este que, como el resto de los volúmenes designados cada mes, se mantendrá definitivamente.

relieve

“Al empezar el último decenio del siglo XV, las obras de la catedral de Toledo, inauguradas en 1226, tocaban a su fin. El cardenal don Pedro González de Mendoza, máximo Mecenas de la introducción del Renacimiento en España, veía terminar la construcción comenzada casi tres siglos antes por don Rodrigo Jiménez de Rada, gran protector de la introducción del estilo gótico en Castilla. La obra de la catedral une así los nombres de los dos grandes prelados toledanos, asociados también a los dos momentos culminantes de la reconquista de Andalucía. El arzobispo de la primera piedra es el cronista guerrero de las Navas de Tolosa, conquistador de Quesada y Cazorla; quien pone la clave en la última bóveda, es el mismo que levanta la cruz sobre las torres de la Alhambra.

Una inscripción en grandes letras negras puestas sobre la puerta de los Escribanos y bajo la ventana que ilumina la primera nave de la Epístola, en la misma catedral de Toledo, recuerda juntamente los dos acontecimientos: `En el año de mil e cuatrocientos e noventa e dos, a dos días del mes de enero, fue tomada Granada con todo su reino por los reyes nuestros señores don Fernando e doña Isabel, siendo arzobispo de esta santa iglesia el reverendísimo señor don Pedro González de Mendoza, cardenal de España. Este mismo año, en fin del mes de julio, fueron echados todos los judíos de todos los reinos de Castilla, de Aragón e de Sicilia. El año siguiente de noventa e tres, en fin del mes de enero, fue acabada esta santa iglesia´.

Las obras realizadas en la catedral bajo el pontificado de Mendoza (1483- 1495) fueron principalmente consagradas al grueso de la construcción; tarea oscura y anónima, desfigurada al exterior por adiciones modernas”.