Iconoclastia (1930-1936)

La Ciudad de Dios frente a la Modernidad

En España se arrastraba un conflicto secular entre lo que algunos clérigos llamaban, utilizando una metáfora de San Agustín, las dos ciudades, a saber, la de aquellos que ""aman a Dios"" y defienden una sociedad tutelada por el clero, y la de quines ""lo desprecian"" y apuestan por la modernidad. Este enfrentamiento se tornó extremadamente agudo a finales de los años diez y principios de los veinte. La Dictadura de Primo de Rivera impuso una tregua imperfecta con una política autoritaria que combinaba el conservadurismo político-religioso con una modernización desarrollista. Pero este modelo entró en crisis y el dictador cayó dejando frente a frente a las dos ciudades, una apoyada en el poder económico y la penetración de los aparatos estatales, y la otra en la movilización de masas y la esperanza de mejoras sociales; las palancas del gobierno fueron cambiando de manos sin lograr trazar un futuro claro en un clima de crisis económica y con un dramático escenario internacional. Todos los caminos parecían posibles a los contendientes, desde el retorno al imperio de la espada y la cruz hasta la utopía igualitaria, desde el corporativismo fascista a la democracia liberal. La lucha se llevaba a cabo en muchos terrenos, el más dramático el laboral, el de más peso simbólico la religión; en consecuencia, los actos iconoclastas de unos y las celebraciones religiosas de otros, la aprobación de medidas laicas o su derogación, fueron parte de una lucha política y social cada vez más radicali
Escritor
Colección
Fuera de Colección
Idioma
  • Castellano
EAN
9788433846327
ISBN
978-84-338-4632-7
Páginas
440
Ancho
14 cm
Alto
22 cm
Edición
1
Fecha publicación
13-12-2007
Edición en papel
20,00 €

Libros relacionados